Cuando



#RelatosdeBernardo  #Relatos  #CuentosdeBernardo  #Cuentos
#NarracionesdeBernardo        #Narraciones        @belbaltodano
Belbaltodano.blogspot.com
belbaltodano@gmail.com




“Cuándo”




-      Cuándo yo te dije que te necesitaba…Era… - Juana se encontraba muy consternada, intentaba clamarle, reclamarle a José su falta de tacto para con ella.
Respiró hondo y pensó: “¿Por qué me enojo? ¡Ellos son así!” – Se pasó ambas manos por sobre su cabeza y aprovechó para peinarse y acomodarse su larga cabellera. Sus cabellos fluían por entre sus dedos con un ímpetu que se asemeja al de las grandes caídas de agua. Sus ojos miraban a su lado izquierdo, mientras un tenue suspiro se deslizó en forma imperceptible, para aquel hombre que de esas cosas…Nada sabía.
-      …Yo no te entiendo. ¡Nunca lo he logrado! Siempre estoy acá, a tu lado, pero parece que ¡no logro satisfacer tus caprichos! – Asdrúbal aprovechó para hacer una demostración de su impotencia, mientras analizaba en lo más profundo de sus pensamientos… - “¡Mujeres! Siempre molestando. No logro satisfacerla. ¡Es insaciable! – Molesto no se cansaba de demostrárselo a través de sus gestos desesperado, mientras ella se reía de él, en lo más profundo de su ser.
-      …No tienes remedio… - Sentenció mientras veía como su marido se dirigía hacia la puerta de salida.
Inmediatamente corrió hacia la ventana, solo para verlo como en su enorme enfado, partía sin mirar atrás.
-      …Nunca va a cambiar… - Se dijo mientras se dedicaba a su cocina.
Tenía muchas cosas que hacer como para ponerse a llorar. Aunque reconocía que en un principio, eso era lo que hacía.
Pero ya ha pasado mucho tiempo desde aquel entonces.
Ya había superado esa etapa, y esto la hacía sentirse satisfecha.
…Pero seguía inquieta y renovando el hilo de sus pensamientos…
-      “Está acostumbrado a que yo le haga todo. Pero ya me cansé.
Todo el tiempo de bobalicona, siempre pendiente hasta de sus más  
mínimos pensamientos.” – Agarró un trapo y con las mismas, lo lanzó de nuevo. Ya no quería cocinar. Se quedó meditando.
-      Mejor voy a arreglar la cama. – Y se dirigió a su cuarto y en cuanto llegó se dio cuenta que ya había arreglado su cama.
Chequeó todo. Revisó su mesita.  Todo estaba, como debía estar.
Comenzó a meditar… - “¿Dónde…Dónde…? ¡Yo sí que soy bobita!” – Se levantó en el acto. Fue al armario. Chequeó con detenimiento.
Pero se comprobó que todo estaba muy bien organizado.
Molesta se dirigió a su sala. Se acomodó en su sillón.
…Pasado unos minúsculos instantes, se levantó muy inquieta.
-      …Algo debe estar por pasar. ¡Pero no sé qué! – Volvió su atención hacia la misma dirección por donde unos instantes ya pasados, su marido se largó.
-      ¿…Cuanto tiempo tardará…?
¿Adónde habrá ido…?
…Mejor le preparo algo… ¿Pero qué…? ¡Ah ya sé! – Y sin perder ni un solo segundo más corrió hacia su cocina y comenzó a buscar cada uno de los ingredientes.
Y se afanó en prepararle el más suculento de los platos de comida que a él…Su maridito de toda su vida, le encantaba.
-      Seguro que con esto, lograré que cambie su manera de ser conmigo. ¡Se quedará loco! Pues él pensará… “Esa mujer mía, todo el tiempo amargándome con sus quejas y reclamos” – Riéndose y mofándose de ella misma, se regaña así misma.
Pronto se concentró tanto que no se dio cuenta que su maridito ya había retornado.
Que la veía embelesado mientras en sus manos portaba un enorme ramillete de flores.
Se le notaba sonriente. Gustoso podía ver a su mujer que de tantos años vivía con ella.
-      …Amor… -  Casi en un susurro logró emitir su llamado.
Ella lo escuchó y en el acto…Asombrada casi estuvo a punto de soltar lo que en sus manos tenía.
-      ¡¿Llegaste?! ¿Por qué tardaste tanto en llegar a mí…? – Le recriminó mientras lo abraza sin percatarse que aún portaba su ramo de flores…Y al darse cuenta, le espetó un beso apasionado.
Y allí quedaron fundidos en su profundo e inquebrantable amor.  













#CuentosdeBernardo   #Cuentos   #RelatosdeBernardo   #Relatos
#NarracionesdeBernardo      #Narraciones     @belbaltodano




Mi comentario…Expresaré:

¡Gracias a todos!
Por su constante apoyo…
Ahora nuestros contactos difíciles son…
Con estos apagones que días enteros sin energía eléctrica nos dejan…
Por su constancia manifiesta…
Que en mis páginas pasean.
A  pesar de los pesares…
(¡…Y en medio de tanta oscurana…!)
Allí  están.
¿Cierto…?
¡Gracias de nuevo les doy!
En mí nombre personal y en el de toda mi familia.
Que acá en Venezuela aún nos mantenemos,
cada día menos en cantidad,
pero mucho en calidad.
Nuevamente: ¡Gracias a todos!







#CuentosdeBernardo      #RelatosdeBernardo   #Cuentos
#PoemasdeBernardo       #Belbaltodano             #Relatos   #Narraciones




Nota:
Para poder mantener estas publicaciones…Qué algún costo tendrá.
De acuerdo a su buena voluntad.
Acudo a su buena fe.
(Qué sé… ¡Que es muy Grande!)
Para exponer la precariedad reinante en mi país: Venezuela
Que ya es harto conocida. (Por lo que a detallar no entraré…)
Para su colaboración monetaria bien sea en: Euros, Dólares, Pesos (Argentinos, Colombianos, Mexicanos), Soles, o cualquier otra denominación o moneda…
¡Será muy bien recibida!
Anexo mis 2 cuentas corrientes en Venezuela:

Banco Mercantil                                                                            
Cuenta corriente No.:
0105005161 1051473624
Bernardo Enrique López Baltodano
C.I. No.: 3. 932. 524

-------------

Banco Occidental de Descuento:
Cuenta corriente No.:
0116020707 0004405544
Bernardo Enrique López Baltodano
C.I. No.: 3. 932. 524







Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.





Resultado de imagen para durmiendo en las calles de maracaibo
                                                     -Google imágenes...Durmiendo en las calles en Maracaibo....-







#RelatosdeBernardo  #Relatos  #CuentosdeBernardo  #Cuentos
#NarracionesdeBernardo        #Narraciones        @belbaltodano
Belbaltodano.blogspot.com

belbaltodano@gmail.com
















“Así son las cosas…”




-         Mientras estemos a oscuras, nos vemos mucho más… - Vaticinó Juan mientras se arres costaba a su mecedora metálica, serían más o menos las seis de esa tarde; afuera de su casa, todos los chicos danzaban en sus múltiples juegos, mientras los adultos se congregaban en el frente de alguna de las casas.
Ya llevaban muchas horas sin el fluido eléctrico, mejor dicho: Varios días. Noche y día. Todos sacaban sus colchones, colchonetas y dormían en el frente de sus casas, pues el calor es insoportable adentro de sus viviendas.
-         …Es curioso, pero así son las cosas… - Se entretuvo mirando a su derecha, pues el sonido de un carro se avecinaba y quería saber quién podría ser.
María     -su esposa-     José, otro de sus vecinos se entretenía viendo los constantes juegos de sus menores hijos.
-         ¡Ay No! Ya esto es insoportable. – Se quejó amargamente su esposa, mientras José parecía no darle importancia alguna.
-         Ya mi casa la utilizo de puro adorno…Solamente de día…Y eso es porque no tenemos luz para nada… - Se quejaba la mujer sin cesar.
En eso vieron venir a Adrián, otro vecino quién ya comenzaba a sacar sus colchones, almohadas, sábanas y todos sus enseres…
-         ¿…Qué ya se van a acostar…?    Le preguntó Juan al verlos ya en su faena.
-         ¿Y qué más vamos a hacer? ¡Ya estamos como las gallinas! – Le respondió medio en serie y medio en broma.
-         Clo. Clo. – Todos reían de la ocurrencia.
Todos los presentes se sonrieron con mucho pesar…Es que hay verdades que…Molestan.
-         …Muy cierto. ¡Ya no soporto más esta situación! – Clamó angustiada María, mientras los que la oyeron se reían entre ellos.
Ya a esa hora, se veían todas las cuadras de esa populosa urbanización preparándose para una noche más…A oscuras.
-         Ya son varios días con este macanan… - Sentenció dubitativo José, mientras oteaba el cielo. - ¡Con esta vaina! – Suspiró con hastío. Luego mirando al cielo y a sus  alrededores anunció…
-         …Parece que no va a llover… (¡Gracias a Dios!)
-         ¡Y si llueve es peor! Con calor allá adentro, sin poder prender nada, pues nos tienen castigados al cortarnos el suministro del fluido  eléctrico… - Razonó Adrián, mientras bostezaba y se rascaba su panza.
-         …Tienes razón: ¡Mejor es que no llueva! (¡Ayyy papa!!!)
-         ¿Hasta cuándo durará este suplicio…? – Consultó Juan, pero ninguno atinó a responderle.
-         …Dicen por ahí que esta situación es para todo el mes de febrero…Marzo y  ¡pare usted de contar! - Se dejó escuchar a alguno de ellos.
Los demás omitieron ese comentario. (¡Ese es bien pavoso!)
-         Yo lo único que quiero es que me respondan… - José esperó hasta que todos los presentes pusieran atención a sus palabras y para cuando todos guardaron silencio…Agregó…
-         ¿Qué ha hecho este noble pueblo, cómo para merecer este suplicio, este yugo…? ¡Ya van: Ocho días sin luz!
-         …Y sin agua… - Agregó Adrián.
-         …Y la comida escasa… ¡Y bien costosa! – Agregaron por ahí.
-         Yo no sé. Lo único malo que he hecho es haber votado por esta gente. ¡Qué nos tiene “pasando aceite” a todos nosotros! – Opinó Miguel, otro vecino que estaba distante como unos seis metros.
Pronto todos guardaron silencio. Pues alguien anunciaba que pronto restablecerían el servicio eléctrico a toda la ciudad.
-         Nosotros no somos los únicos que nos cortaron ese servicio.
Tengo entendido que ya son varios estados en Venezuela. ¿Y qué ha pasado…? – Hizo su pregunta inquisitivamente, aguardó unos instantes para luego concluir con…
-         ¡Nada! Aquí nadie protesta. Nadie critica. ¡Todos somos como unas mansas ovejitas! – Un suspiro de obstinación se dejó sentir y se esparció como si fuese una bola de humo, cuyos efectos son…
-         ¿Y qué podemos hacer Juan…? – Le recriminó Adrián mientras tomaba a su hijita de apenas unos cinco años y la comenzó a cargar procurando que pronto se le durmiera…Para poder dormir ellos también.
-         Ya yo estoy que no valgo: ¡Ni medio!  Estoy agotado. ¡Ufff!
Sin poderme bañar. Sin afeitarme. Sucio. Hediondo a sudor. Tomando agua súper caliente...No somos nada. – Adrián se dedicó a tranquilizar a su hijita.
-         Imagínense ustedes…Después de más de cien horas in luz.
¿Qué nos queda a nosotros que “somos pueblo”? Esto no se le hace a un pueblo tan noble como este…“Pata en el piso” es en lo que nos están dejando esos muérganos, desgraciados…Malparidos. – Se quejó amargamente Julián desde la otra acera, en donde también comenzaban a prepararse para su propia faena para conciliar su sueño.
-         Por eso es que yo digo…Y lo sostengo: ¡Abajo los politiqueros!
-         No hombre ya este pueblo está acabado. – Le refutó Miguel, mientras José refunfuñaba desde su propio sitio.
-         ¿Ustedes saben a qué precio están vendiendo cada plátano…?
-         ¿A cuánto Adrián…? – Le preguntó Miguel, mientras todos se aprestaban a escuchar la nueva cifra…
-         Hace tres días, compré a: 900 bolívares… ¡Y Hoy! ¿Saben a cuánto?
-         ¡A cuánto chico! – Le recriminó  José ya molesto por tanta espera.
-         ¡A 2.000 bolívares…Cada uno! – Todos lanzaron un ¡Ah! De asombro, mientras él sin querer perder su primicia, les finalizó agregándoles…
-         ¡Y así se riquitichico! – Señaló su mano, reduciendo aún más su tamaño.
-         ¡O sea: Un cambur! – Ratificó uno de los presentes.
Hubo un silencio total. Que fue roto por Adrián, quién les informó…
-         ¡Eso no es nada! ¿Saben a cuanto están vendiendo un saco de los pequeños…De hielo…? ¡A 10 dólares! O su equivalente en moneda nacional…Pero al cambio de 4.000 ¡y dele!, cuando el Banco Central lo tiene a: 3.200. ¿Qué tal?
-         …Y nadie se queja… - Se lamentó Miguel.
-         …Si yo tuviese dinero…Lo compraría. ¡Ya estoy hastiado de estar tomando agua caliente! Esto no es justo. – Finalizó otro.
-         Por tipos como este – Dijo José señalándolo. - ¡Es que estamos como estamos! – Los demás poco caso le hicieron.
-         Debemos alzarnos. Debemos protestar. – Insistía María, mientras los demás se burlaban de ella.
-         Si claro. Mañana saldremos a protestar: ¡Porque ahora nos toca: Dormir! – María no le respondió la burla de Iván, otro de los vecinos.
-         ¿Y quién va a protestar…A quién…? Si allá en Caracas, los tipos del gobierno deben estar muy fresquitos, utilizando sus aires acondicionado, su agua abundante… ¡Todo!
Mientras que a nosotros… ¡Nos cargan fregados! – Los demás hablaban en monosílabos. Se notaba el cansancio de haber permanecidos más de ocho días  sin servicio de agua. Sin Luz. Con poca comida.
Ya el tiempo transcurría sin cesar, serían más de las siete y ya la oscuridad era manifiesta. Juan contemplaba a todos los miembros de su grupo familiar, se tranquilizaba el verlos jugando con sus vecinos, en santa paz. Claro que le angustiaba la situación. Pero: ¿Qué se podía hacer…?
Toda la muchachera…Jugaba en plena calle. La naturaleza les dotaba de un ambiente fresco, pues en la calle se sentía la frescura de la incipiente noche.
…Y de repente…Todos contuvieron la respiración…
-         …No puede ser… - Se escuchaba un rumor. Todos moscas.
Pendientes. Aguantaban la respiración.
-         ¿…Será cierto…? – Clamaba una fémina desesperada.
Un sonido…Casi común…Brotaba de un aparato eléctrico.
¡De repente un haz de luz!
-         ¿…Está llegando…? ¡No puede ser! – María contuvo su respiración. Pues ya llevaban muchas horas sin ese servicio…Tan precario en esos segundos.
-         ¡Síiiii! – Gritaban los chamos. - ¡Ya volvió! ¡Ya volvió! – Un alborozo se desató por todos lados.
-         ¡Volvió la luz!- Gritaban anhelantes. Pronto se iluminó todas las calles.
Pronto se hizo visible en el estado de abandono y de sumisión en que todos se encontraban.
…Y en menos de lo que canta un gallo…Todos. Absolutamente todos.
Cómo obedeciendo una orden dada…Recogieron todas sus pertenencias y corrían a encender sus aparatos de aire acondicionados. A conectar sus enseres eléctricos. A atender cada uno de los bombillos.
Pronto todo ese bullicio se transformó…En desierto.
Las calles ya mostraban el aspecto que solían tener…Después de medianoche. Ya todos se encontraban recluidos en sus hogares.
Pronto se restablecía…La normalidad.
…Pero transcurrido unas dos horas…Se volvió a ir.
-         ¡Oh…No! – Sollozaban algunos.
…Qué de cosa ¿No? Un silencio nocturnal fue roto a pedazos…
Adentro de cada casa, se comenzaban a escuchar maldiciones de todo tipo, cacerolazo.
Menos mal que en pocos segundos más…Volvió de nuevo.
-         ¡Volvió! ¡Volvió! – Chillaban los críos.
-         ¡Malayos! – Se escuchaba por doquier.
-         …Desgraciados…
-         ¿Por qué nos tratan así…?
-         ¿Hasta cuándo nos martirizan…? – Quejas de todo tipo.
Y ya agotados…Procedieron a dormir…La paz de nuevo.





#CuentosdeBernardo   #Cuentos   #RelatosdeBernardo   #Relatos
#NarracionesdeBernardo      #Narraciones     @belbaltodano




Mi comentario…Expresaré:

¡Gracias a todos!
Por su constante apoyo…
Ahora nuestros contactos difíciles son…
Con estos apagones que días enteros sin energía eléctrica nos dejan…
Por su constancia manifiesta…
Que en mis páginas pasean.
A  pesar de los pesares…
(¡…Y en medio de tanta oscurana…!)
Allí  están.
¿Cierto…?
¡Gracias de nuevo les doy!
En mí nombre personal y en el de toda mi familia.
Que acá en Venezuela aún nos mantenemos,
cada día menos en cantidad,
pero mucho en calidad.
Nuevamente: ¡Gracias a todos!







#CuentosdeBernardo      #RelatosdeBernardo   #Cuentos
#PoemasdeBernardo       #Belbaltodano             #Relatos   #Narraciones




Nota:
Para poder mantener estas publicaciones…Qué algún costo tendrá.
De acuerdo a su buena voluntad.
Acudo a su buena fe.
(Qué sé… ¡Que es muy Grande!)
Para exponer la precariedad reinante en mi país: Venezuela
Que ya es harto conocida. (Por lo que a detallar no entraré…)
Para su colaboración monetaria bien sea en: Euros, Dólares, Pesos (Argentinos, Colombianos, Mexicanos), Soles, o cualquier otra denominación o moneda…
¡Será muy bien recibida!
Anexo mis 2 cuentas corrientes en Venezuela:

Banco Mercantil                                                                           
Cuenta corriente No.:
0105005161 1051473624
Bernardo Enrique López Baltodano
C.I. No.: 3. 932. 524

-------------

Banco Occidental de Descuento:
Cuenta corriente No.:
0116020707 0004405544
Bernardo Enrique López Baltodano
C.I. No.: 3. 932. 524







Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.


No te necesito

Resultado de imagen para medanos de coro
                                -Google imágenes...Médanos de Coro - edo. Falcón...Esto es en: Venezuela-









CUENTOS - Relatos - Narraciones - Poemas - Novelas
#CuentosdeBernardo    -    #CortosenRelatos     -      #RelatosdeBernardo  #Belbaltodano         @Belbaltodano         +BernardoEnriqueLópezBaltodano
                                    Belbaltodano.webdone.es





“No te necesito”



-        No los necesito…Para nada. – Fue su frase más lapidaria que de sus labios brotaron, y su rostro imprecaba longitudes fantasmales. Su rostro mostraba intensidad y aridez…
(Todos los que lo oían, los que lo veían, entender: No entendieron. Cómo tampoco lo comprendieron.)
…Y emergieron en uno de esos momento de imprecisiones, de imprecaciones y  de desconcierto que  en infinidades de sin sabores  que se suscitaron en forma escalonadas y por generación instantánea.
Y bien no había cerrado sus labios con premura, cuando de inmediato comenzó a sentir en carne propia el origen de sus desafueros.
(Giraba de un lado a otro, y en un principio fue como el sentir de vientos huracanados que lo forzaban a girar sobre su mismo eje…Fue algo involuntario…Pero que lo fue inutilizando…)
En un principio no entendió… (Sin saberlo y sin mucho menos “quererlo”) Transcurridos unos minutos más su desconcierto lo fue inhibiendo hasta hacer de él…Una estatua de sal.
Con fetidez manifiesta. Pestilente.
Con soledad barbitúrica…
…Y todos clamaron al viento…Ya que a él: No lo veían más…
-        Y cómo replicándose en medio de todos; se sintió un haz de desacato, de imprecisión…Muy espantosa-
Pero con un rictus de desaliento, que aunque en un  principio intentó plasmar… (Fracasando en sus intentonas.) Pero que la realidad circundante lo fue desnudando.
Y fue tan claro y notorio que todos los que     -antes-     aupaban, se fueron deslindando de sus principios y de sus actitudes.
 Y de esa forma; sabiéndolo (pero ignorándose a sí mismo) se hizo el que no sabía…Pero que en verdad: Ignoraba.
Cuando todos los que hasta hace unos segundos, se comprobaron así mismos, que él susodicho: Nada sabía.
Fue cuando por generación espontánea…Lo fueron abandonando a su propia suerte.
Lo único cierto y creíble de todo este relato, es que los que     -hasta ahora-     lo siguen…Sigilosamente (aunque algunos en estampidas) visiblemente lo están abandonando, sólo y efímero…En su presencia.
Únicamente…A él lo despojan de todos sus favores.
De sus imprecisiones. De su realismos fantasmagóricos indisolubles…
De sus desafueros. De su gameto…De su zigoto.
De… (No sé de qué.)
…Pero en las arenas desiertas de pasiones y de los más bajos instintos, hoy en día…Así persisten. La aridez: Es su signo ignoto.
Y cuentan y narran (Los que aún de esto se atreven…) que de su gloria, solo quedó el pragmatismo de que todo cuanto hizo…O quiso…O dejó de hacer…A la final: No hizo más que fenecer.
Pues de estas cosas sacras…En ocasiones como esta: Es mejor callar.
Poco hablar. Razonar o meditar. Pues no hay peor maldad, que la que no se expresa (pues cuando se habla…Se establece lo hediondo, mefítico…)
Y así parece que sucede lo que acontece; en medio de nada…










#CuentosdeBernardo   #Cuentos   #RelatosdeBernardo   #Relatos
#NarracionesdeBernardo      #Narraciones     @belbaltodano




Mi comentario:



¡Gracias a todos!
Por su constante apoyo…
Anexando estoy un nuevo relato
Constancia manifiesta…
Que en mis páginas pasean.
A  pesar de los pesares…
Allí  están.
(O no…)
¿…Cierto…?
¡Gracias de nuevo les doy!
En mí nombre personal y en el de toda mi familia.
Que acá en Venezuela aún nos mantenemos,
en extraños sortilegios…
con presagios de destrucción…
La inseguridad nos carcome…
…Será…O no será…
O ha de ser lo que tendrá que ser…
(En caso de que sea…)
-Porque saber… ¡No lo sabemos!-
Lo que si sabemos…Es que: ¡Nada sabemos!
Con mucho estrés y sobre-saltos
porque se teme  lo peor,
(…Y para eso: ¡Pueblo somos!)
pero  acá estamos… ¡Y seguimos!
Nuevamente: ¡Gracias a todos!
No se olviden…







#CuentosdeBernardo      #RelatosdeBernardo   #Cuentos
#PoemasdeBernardo       #Belbaltodano             #Relatos   #Narraciones





Nota:

Para poder mantener estas publicaciones… (Claro si es su gusto…)
Qué algún costo tendrá.
De acuerdo a su buena voluntad...No tarde mucho. Plis.
(No sea  avaro…)
Acudo a su buena fe.
(Qué sé… ¡Que es muy Grande!)
Para exponer la precariedad reinante en mi país: Venezuela
Que ya es harto conocida. (Por lo que a detallar no entraré…)
Para su colaboración bien sea en: Euros, Dólares, Pesos (Argentinos, Colombianos, Mexicanos), Soles, o cualquier otra denominación o moneda…
¡Será muy bien recibida!
Anexo mis 2 cuentas corrientes en Venezuela:

Banco Mercantil                                                                           
Cuenta corriente No.:
0105005161 1051473624
Bernardo Enrique López Baltodano
C.I. No.: 3. 932. 524

-------------

Banco Occidental de Descuento:
Cuenta corriente No.:
0116020707 0004405544
Bernardo Enrique López Baltodano
C.I. No.: 3. 932. 524







Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.




.