Cuentos Relatos




     Bernardo  (padre) y Bernardo  (hijo)











#CuentosdeBernardo                         #RelatosdeBernardo
@belbaltodano         belbaltodano.blogspot.com            #Belbaltodano
                 https://steemit.com/@belbaltodano








-         Juan no sé realmente cómo fue que sucedió…Me refiero a que hay algunas lagunas.
Cómo por ejemplo: Creo que fue así…
(Ya te voy a comenzar…Primero déjame respirar para ir ordenando mis recuerdos…Tranquilo. Ya comenzaré…Tan solo déjame calmar mis nervios.)
¡Ya! La cosa comenzó así…
Estaba dormido. Morfeo me dominaba a plenitud. ¡Cuando de repente!
Escuché un extraño sonido. Cacofónico. Y de origen muy lejano.
Me encontraba solo. 
(O por lo menos, eso es lo que recuerdo)
Y de golpe y porrazo, se me apareció Sofía…
(¡Horror!  …Ella lleva ya mas de doce años de haber muerto…)
Y cuando a mí presencia me llegó…Yo noté que en cierta forma estaba en una especie de nebulosa.
Yo la miré asombrado. ¡Te juro! Qué la vi, como era ella en aquel entonces.
Pensé: “Está perdida”
Y digo eso, porque en cuanto la vi, ella miraba de un lado a otro.
Arriba. Abajo. Estaba pendiente de todo.
-         Hola. – Fue su escueto saludo. Y me fijé en su rostro.
Y me llamó la atención que ella era blanca, mas bien rosadita.
Y en esta ocasión, veo que tiene un color muy parecido, solo que su blanco lo encontraba ennegrecido. Un tanto opaco. Un blanco, pero sin lozanía.
-         ¿Y cuando la viste, ella te miraba de frente…?
-         ¡Si hombre! En un principio al verme, se dirigió hacia el sitio en donde me encontraba…
-         ¿Y dónde estabas?
-         Creo…Por lo que pude visualizar: En la sala.
Me encontraba sentado. Solo. Meditando.
-         ¿Y qué sentiste en cuanto la viste?
-         Mira Juan. Un golpe intenso de terror que me recorrió todo el cuerpo. ¡Horror! Quedé hecho una estatua. – Ramiro tomó aire como para darse el ánimo que le faltaba, pues se encontraba absorto en sus recuerdos.
El amigo tomó su previsión y esperó a que este se descongestionara un poco mas.
-         …Está bien. Tomate tu tiempo. ¿Ya?
-         Si. Ya. Bueno como te iba relatando. Fue una asombrosa aparición.
Me sonreía. Extasiada viendo todo a mí alrededor. Y fue cuando pude hablarle…
(Al principio no atinaba a decirle nada. Me encontraba en un shock.)
Y me dijo: “¿Cómo estás…?” Pero yo veía que andaba buscando algo…
“Sofía… ¿Qué estás haciendo por estos lares…?
(Y ella continuaba con una especie de risita. Pero buscando algo o a alguien.)
“Visitándote” – Me dijo mientras miraba extasiada todo a mi alrededor.
(“Visitándome…”  ¡A mí…?  Esto no es normal…
Después de tantos años…Esto está muy misterioso… - Pensaba…)
“Me contaron unos chismecitos. Y he venido para indagar si son ciertos…” – Me miraba con mucha malicia.
 (Y se me puso la garganta dura. Se me había secado en el acto. Y me pregunté… ¿A qué habrá venido…?) – Y de repente Gloría (Mi esposa actual) apareció ¡de no sé de dónde!
Pero ella al verme hablando con esa extraña mujer…Comenzó con un ataque de celos.
(En vez de detallar bien la escena, me llegó así de sopetón reclamándome el hecho de que una mujer estuviese hablando conmigo en la casa, sin el consentimiento de ella.)
¿Puedes creer eso…? ¿Es que no se fijaba qué era lo que estaba allí…?
Yo me quedé conmocionado.
(Sofía O la imagen de ella, en el acto, se le volvió encima y yo tuve que interceder… ¿Te imaginas eso…?)
-         ¿Y quién es esta Perra…? ¡ah…Y es por esta “cosa” por la que abandonaste a mi hermanita…? – Y la miraba con ese desprecio…
¡Hermano! ¡Qué macabro fue eso. Pero yo me les interpuse.
-         ¿Y qué hizo Gloria…?
-         Petrificada. Se quedó como una piedra. ¡Porque vio quién era lo que me estaba “visitando”!
“No Sofía. No chica, ella no tiene nada que ver” – Ella no quería escucharme pues ansiaba caerle encima.
Como pude, le grité a Gloria: “Vete. Vete. Por favor.”
-         ¿Y te obedeció?
-         No. Estaba impávida. Pero  ya mi atención se centraba en poder desviar aquel ataque tan bestial. Sofía, se contuvo. Cerró sus ojos y pronunció:
“¡Perra te estás salvando por…!” Yo la sujeté fuertemente y me la llevé a otra parte y le hablaba para poder conjeturar aquel desastre…
“No Sofía, ella no tiene nada que ver”
-         ¿Pero la tocaste? ¿Qué actitud asumió?
-         Para serte sincero…No me recuerdo. Los hechos se suscitaron de una forma tan vertiginosa…Queee perdí la secuencia exacta…
Aproveché que por un instante ella me miró de frente y fue cuando comencé a explicarle lo que había pasado. Insistí en afirmarle que ella (mi esposa) nada tuvo que ver con el divorcio que tuve con su hermana.
Me costó. Pero a la final, algo la contuvo pues dejó de prestarme atención y se centró a mirar hacia una dirección desconocida. Se soltó de mí.
Y comenzó a caminar en forma muy vacilante. Y luego comencé a ver borrosa su imagen. El caso es que desapareció.
…Para mí que la andaban buscando, pues en cuanto oyó algo, se puso muy pálida y temblaba de terror. Esa es la historia que me recuerdo…
-         …Muy tenebrosa, por cierto… - Respondió Juan  después de analizar todo cuanto aconteció.


















Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. 
Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.





Comentarios…

Aprovecho esta ocasión para informarles por esta misma vía, lo siguiente:
1.-   Desde Dic. 2. 017 en mi casa, dejamos de recibir el servicio telefónico y el de Internet.
¿Razón?
CANTV (Compañía Anónima de Teléfonos de Venezuela) nos indica que la causa es: “Robo masivo de cables”
Es una nueva forma de informar que ¡hasta los cables de cobre, se los están robando! Para venderlos en otros países.
Ya hemos hecho los reclamos respectivos. Hasta pagamos meses por adelantado…Pero…


2.-     La situación social que estamos viviendo en Venezuela es de una carencia demencial.
Se consigue algo de comida y de medicinas…Pero:
¡A precios imposibles de adquirir!
Todo esto es para informarles que es mi intención continuar con estas páginas.
…Pero es que realmente se me está haciendo muy difícil.
Tengo que recorrer kilómetros y kilómetros para ir a casa de algún amigo o familiar que me facilite el Wi Fi para poder conectarme.
(Los Ciber…Son demasiado costosos para mi escuálido bolsillo.)
Mientras tanto, aprovecho para saludar a todo aquel que desee seguir leyendo estos Cuentos  Relatos  Narraciones  Poemas  Novelas  que intento seguir publicando.
¡Hasta siempre!

Bernardo Enrique López Baltodano   -Belbaltodano-
























































































Cuentos y Relatos



















                                                                Relámpago del Catatumbo












CUENTOS   Relatos   Narraciones   Poemas   Novelas





#CuentosdeBernardo        #CortosenRelatos           #RelatosdeBernardo  #Belbaltodano         @Belbaltodano         +BernardoEnriqueLópezBaltodano
Belbaltodano.webdone.es              https://plus.google.com/u/0/collection/o1x9Z








-         Yo me encontraba allí, cuando oigo que una voz femenina está llamando para ver si había alguien en esta casa      -cuando la oí, me dije a mí mismo: “¿Quién carrizo será la que grita así…?  Pues venía toda desaforada…”-     pero en vista de eso, decidí salir.  (Cómo de hecho hice) – Leandro tomó tiempo para expandir sus pulmones y aspirar grandes bocanadas de aire, ya que esa es su forma de hablar, así tan atropellada.
Dándole mucho énfasis a cada una de sus palabras pronunciadas.
Aprovechó para mirar de un lado a otro y verificar que mantenía la atención de todos los que allí se encontraban.
Presenciaban este acto, Luis quién llevaba la voz cantante y en un segundo plano estaba  Moraima, quién se encontraba a mas o menos metro y media, por su apariencia daba a demostrar que no estaba pendiente del todo.
Y un poco mas alejado estaba  Andrés     -a mas de dos metros de distancia-   y  un poco mas alejados un grupito de mas o menos unos seis, entre hombres y mujeres.
Todos ellos por una u otra causa, allí se congregaban.
Y es que se encontraban en el frente de la casa de Leandro, y mientras ellos estaban allí, pasaba uno que otro vehículo.
Y todo se desarrollaba de una forma normal y habitual.
Era aproximadamente las cuatro de esa tarde de un lunes.
-         …Pero la tipa esa  (refiriéndose a la susodicha que gritaba en el frente de su casa) me hablaba así, con esa su voz de “malandra” y con media panza afuera… 
(Ya sabes, por la moda que suelen utilizar esa gentuza.)
Y me miraba de medio lado. ¡Pues no te miran de frente!
Me hizo una serie de preguntas, inconexas. Sin sentido…    - ¿Y yo?
Me preguntaba: “¿A dónde quiere llevarme esa mujer…?”-   
(Y fue cuando me puse: “¡Pilas!”)
-         …Mira…Y cuando viene… (Y yo; ya me encontraba molesto.)
-         ¿Y qué quieres que “mire”? – Y fue cuando la misia esa comenzó a mover la trompa de un lado a otro   -como si estuviese masticando chicle-     mientras giraba sus ojos hacía la izquierda para luego chequear a su derecha  (Ya me tenía molesto.  Desconfiado…) hasta que vine y me armé  de valor y  le espeté…
-         ¡Chica y qué es lo que tú quieres? La tipa se sorprendió y hasta podría asegurarte de que se asustó, pues   -pienso-  que le rompí su estrategia…
Y se me puso: Amarilla. Pálida.
Y tartamudeó (Y me dije: ¡Ay papa!)…Como vi que miraba con mucha premura hacia la derecha…
¡Inmediatamente miré!  ¡¡Qué sorpresa me llevé!!
…Hermano… ¡Venían dos tipos!
¡Dos monos…Feos. Horrorosos!
(¡Uy qué fea apariencia! Uno horripilante y el otro… ¡Peor!)
Para mí que eran malhechores, pues caminaban con ese tumbao, con esa desfachatez con que se visten ellos. Y miraban con esa fea mirada…
Cuando la bicha esa se dio cuenta, de que ya yo los había visteado…
¡Corrió y se fue! Ni siquiera se me despidió.
¡Zuas! Se me desperdigó.
Y yo pendiente al ver eso, comencé a gritar:
-         ¡María y qué pasa con la policía! ¿Por qué no han llegado ya?
-         ¿Y qué hicieron? – Le preguntó angustiado Luis.
-         ¿…Qué…Qué hicieron…? Ya vas a ver. La desgraciada esa pasó rozándolos por el brazo (A esos tipos) mientras les gritaba:
-         ¡Corran que ya nos descubrieron!
-         ¿De verdad? Leandro y qué hiciste entonces…
-         ¿Qué, qué hice…? ¡Me les pegué atrás!
Les quería torce el pescuezo. Destruirlos. 
…Y cuando ellos me vieron así…Arrancaron a correr como unos locos.
Los perseguí mas de cinco kilómetros. ¿Y vas a creer que se pararon para “defenderse” de mí…? – Moraima que se encontraba un tanto retirada, miró con una sarcástica risita, Andrés en el acto volteó y comenzó a mirar hacia un espacio infinito, y el resto se distanciaron y comenzaban a echarse chistes entre ellos.
Luis de estos  pequeños  detalles  cuenta se dio, y se dedicó  a analizar, sus gestos.
Leandro continuaba muy arrogante narrando su versión.
Ignoraba lo que a su alrededor, se apreciaba.
-         ¡…Es que si yo, es qué!  ¡…es que…que…!  (Me da una rabia…)
¡Si llego a agarrarlos…! – Gesticulaba con sus manos…Parecía estar haciendo fuerza, como si estuviese degollando una gallina mientras resoplaba con furia tal como lo hace un toro de lidia, mientras los demás lo veían…
Una mueca a cada uno se les dibujaba en su rostro…Meneaban su cabeza.
Y algo entre ellos…Compartían.
…Es que un gesto inspira muchos pensamientos…Y mas cuando va acompasado con hastío…







#CuentosdeBernardo      #RelatosdeBernardo
#PoemasdeBernardo   #Belbaltodano








Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. 
Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.

Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.





































Dialogo.




Resultado de imagen para personas conversando en dibujos
                                                         Google imágenes















CUENTOS - Relatos - Narraciones - Poemas – Novelas

#CuentosdeBernardo    -    #CortosenRelatos     -      #RelatosdeBernardo  #Belbaltodano         @Belbaltodano         +BernardoEnriqueLópezBaltodano
                                   Belbaltodano.webdone.es              https://plus.google.com/u/0/collection/o1x9Z





-      Yo le digo a mis hijas  (Que están fuera de Venezuela) que es bueno que me envíen la remesa, como para comprar acá.
Ellas creen que lo mejor es tener sus dólares…Y yo les digo: “Miren esta es nuestra Patria. Y yo moriré aquí.
Además ya estoy muy viejo como para volver a empezar en otro país. Envíenme la platita, que yo voy haciendo negocitos acá y bueno podré comprar comida para mi mujer y yo…
¿Total? Ya somos un par de viejo.
Pienso que eso de irse a vivir a otras tierras…No sé, quizás  porque en nuestra patria, siempre hemos vivido como hermanos.
Queriendo y apreciando al extranjero.
…Pero otro país…Es otro mundo. Sus costumbres, sus cosas…
Que entre paréntesis; a lo mejor    -y es lo mas seguro-    que no nos quieran y que hasta nos vean con mucha desconfianza  (Es valedero también) aunque no lo comparto ya que en esta tierra nosotros hemos aceptado de muy buen agrado esas riadas de españoles que huyeron de la dictadura de Franco.
Chinos a granel. Argentinos, peruanos, chilenos…
Como también hemos aceptado ingentes cantidades de colombianos que huyeron de esos enormes cataclismos que asolaron a la hermana Colombia.  Acá muchos hicieron su hogar. Vivieron felices.
Ya ¡Gracias a Dios! Ellos (los colombianos, como también  ¡muchos mas!) se están enrumbando por el camino de la democracia.
-      ¿Y los portugueses…? …Los italianos. Dominicanos… ¡Uff!
Que vinieron con una mano adelante y otra atrás… - Opinó otro de los presentes, aprovechando el silencio del señor que hasta hace unos instantes disertaba.
Todos lo escucharon. Asintieron.
Y cuando el señor que en silencio guardó su pañuelito  recuperó su momento, carraspeó, como para indicar que seguiría en su uso de palabras y arrancó así…
-      ¡En fin! Yo les digo a mis hijas, que tarde o temprano, esta situación se mejorará  (digo yo) y que mas temprano que tarde, ellas tendrán que retornar…Eso pienso yo. – Quién disertaba era un hombre de mas de setenta años.
Él se encontraba sentado. Y cuando se levantó…Fue cuando se afincó de sus dos muletas   -carecía de su pierna derecha-   con cierta molestia, pero logró pararse.
Otro de los presentes, arguyó…
-      Yo también tengo a varios de mis hijos fuera.
Esto es horroroso. Jamás vi nada, ¡ni siquiera parecido!
Ya que en las peores épocas de este país, jamás habíamos caído en una situación parecida.
¿Cómo es posible que un kilo de carne esté ya por mas de trescientos mil bolívares…?  ¡Esto es inaudito! Inconcebible.
El sueldo ya no me alcanza ni para comprar comida, y eso sin tomar en cuenta las medicinas. Mi esposa padece de tensión baja.
…Y no encuentro sus medicinas. Y para cuando las encuentro: ¡No tengo reales para comprarlas! ¡Esto es para locos! – El angustiado ser calló, para darle paso a otro que quisiese intervenir.
Mientras tanto,  todos se encontraban en una parada  de bus, debajo del estrecho techo que apenas propiciaba muy poco espacio de sombra. Allí se agrupaban una docena de personas.
-      ¡Lo que pasa es que estos que gobiernan…Fracasaron!
Venezuela les ha quedado demasiado grande. – Unos se movieron inquietamente, mientras otros se dedicaron a visualizar si ya el bus se acercaba.
El señor de las muletas, sonriendo le dijo al último que parloteaba…
-      Mire amigo. No crea “en cuentos de camino, ni que los gallos ponen, cómo tampoco que las gallinas cantan” No señor.
Si usted está creyendo que esa gente fracasó… - Una ráfaga fugaz de viento hizo que casi perdiera su equilibrio.
Uno de los presentes intentó ayudarlo, pero ya él había controlado su situación.
Y haciéndole señas, continuó así…
-      Lo peor que nos pudiera pasar a nosotros, es creer que “somos mas inteligentes que ¡el pescado frito!”
Le recomiendo que deje de pensar así…Porque a lo mejor…Se va a llevar la sorpresa del siglo… - Algunos de los presentes hasta lo aplaudieron. La reunión se estaba poniendo “picante”
Otros se quedaron en las nubes.
El que se quejaba, no encontró argumento para rebatirlo.
Y para cuando ya iba a reaccionar…A escasos metros venía la unidad autobusera, por lo que todos rompieron el quórum y se dedicaron a hacer su respectiva fila, para poder marcharse a su destino…









#CuentosdeBernardo      #RelatosdeBernardo
#PoemasdeBernardo   #Belbaltodano








Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. 
Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.

Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.