En diligencia bancaria...


                 -Google imágenes-  Rayo del Catatumbo -  Maracaibo  -  Venezuela







CUENTOS  -  RELATOS  -  NARRACIONES  -  POEMAS  -  NOVELAS
#CuentosdeBernardo  -  #CortosenRelatos  -  #RelatosdeBernardo  #Belbaltodano  @Belbaltodano  +BernardoEnriqueLópezBaltodano  belbaltodano.blogspot.com








Esta fue una conversación que escuché en una agencia bancaria, mientras hacíamos nuestra ya rutinaria cola, para poder cobrar…
Una señora de edad ya avanzada, le decía a otra de mas o menos la misma edad…
-      ¡Ayyy chica! Y pensar que he venido a este banco para sacar dinero…Puesto que mañana se va a paralizar toda Venezuela…Y yo al salir de aquí, me voy a mi casita, a bañarme, vestirme e irme a trabajar a la clínica, voy a trabajar corrido Miércoles y Jueves… ¿Qué tal? (Porque me imagino que ya sabes la última ¿Cierto? El miércoles y el jueves va a haber una Huelga General Civica. ¿Lo sabías, verdad que si?)
-      ¿Y eso así…Tanto tiempo? No. No me gusta. – Le respondió la señora mas alta que ella…Hizo muecas que demostraban a todas muestras su total rechazo a esta situación…
-      Pues a mí tampoco me gusta. Pero… ¿Y si va a ver una huelga general por 48 horas…Qué mas puedo hacer…? Nada.
-      Me voy y me quedo a dormir hoy, martes y mañana miércoles…Comienzo en mi guardia. (¿Total…Con toda seguridad…Poca gente va a llegar, por lo que no tendré mucho trabajo, ¡qué digamos!)
-      Ah pero tú  ¿eres enfermera…?
-      No.
-      ¿Doctora…?
-      Tampoco. – Mostró su total desconcierto, y renovando su interrogatorio…
-      ¿Y en qué departamento laboras chica…?
-      Nutrición. Pero como no va a haber ni transporte, ni nada, mi jefe me pidió ese sacrificio…Y claro está: Me lo van a pagar. (¿Y a mí…? ¡Claro que me hace falta…Una platita mas! ¿No está mal, verdad…?)
-      ¡Ah ya! – Y en el preciso momento en que la señora mas alta le respondió, otra señora que cobraba su pensión, le preguntaba al cajero…
-      ¿Así o aprieto mas fuerte? – Se refería a colocar su huella dactilar, pero el funcionario trataba de explicarle a través del vidrio protector…Pero la doñita, quizás por nerviosismo o no lo oía o no le entendía.
Entonces un hombre cuya rudimentaria que llevaba puesta, presagiaba que era un motorizado, la alertó…
-      ¡Cuidado señora…No apriete mucho el dedo…No vaya a ser una trampa de Maduro…Y la haga votar por la Constituyente! –
(La noble mujer, se quedó en suspenso… ¡Horror! Puso su carita de tragedia, pero se inhibió a pronunciar palabra alguna, y esperó la reacción del resto de los que allí nos encontramos.)
Los allí presente, nos alarmamos…Muchos nos reímos…
Y esto sí que lo escuchó la buena dama, que en el acto le respondió…
-      ¡Dios me libre! – (Y comenzó a persignarse con rapidez.)
Y todos los presentes, nos reímos.…Pero yo   -a decir verdad, ¡se me hizo un nudo en la garganta! Pues estábamos en un banco del estado-   miré hacía todos lados y pude percatarme de la presencia de una media docena de individuos con trajes militares…
(¡Y eso fue lo que mas preocupación me causó!)
Pues ellos…Aparentemente…O no escucharon nada. (O no quisieron darse por aludidos.) El caso es que…Nada pasó.
Y lo tomamos como “una ocurrencia del que manejaba moto”
Pero yo, que siempre ando buscando…No me quedé tranquilo…
Y haciéndome el desentendido, me acerqué lo mas que pude a estos uniformados (Sólo para cerciorarme si habían escuchado o no…) y me pude dar cuenta: ¡Que sí! ¡Claro que oyeron todo!
…Por lo que asumí…Qué al igual que a todos nosotros: ¡Les cayó en gracia! (Pero que no reprimieron. ¡Qué bien!)






Nota



Al terminar este relato informo: Que hoy es miércoles 26 – 07 -17.
Estoy en mí casita… Resguardado. Y todo el día de hoy: Ha habido mucha tranquilidad. Pocos carros transitan. Poca gente en la calle. Son las 7; 25 minutos pm.
















Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. 
Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.

...Casos de casos...

Resultado de imagen para niña abandonada
                                         -Google imágenes-  










CUENTOS  -  RELATOS  -  NARRACIONES  -  POEMAS  -  NOVELAS
#CuentosdeBernardo  -  #CortosenRelatos  -  #RelatosdeBernardo  #Belbaltodano  @Belbaltodano  +BernardoEnriqueLópezBaltodano  belbaltodano.blogspot.com










-      Pero: ¡Tú deberías…Al menos  protestar! Anda yo te apoyo… ¡Hazme caso! – Le recriminó Alicia mirando con fiereza a su amiga de toda la vida: María…
María la miró con ese tipo de mirada perdida.
Se encontraba en un limbo…
(Cuyas fronteras no presagian cosas buenas, para ella.)
Con el terror que le nacía de alguna parte de su humanidad, y que le hacía metástasis hasta en sus cuerdas vocales.
Intentó decir algo…Pero no pudo.
Bajó sus ojos, y luego su pequeña cabeza literalmente…
Se le derrumbó totalmente…
¡Qué no atinaba a siquiera seguir ninguna indicación, salvo el reconocimiento de su total entrega!
Constantemente sufría de algo parecido al hipo, seguido de unos espasmos que no podía controlar.
-      ¡Despierta chica! ¡Reacciona! No puede ser que tú papi sea un Dictador. Una Bestia. ¡Un ser que no piensa ni razona!
Hay que denunciarlo. – Concluyó la niñita.
Al ver en el estado en que se encontraba, la abrazó.
-      ¡Estamos solas en esto! – Concluyó impotente su valiente amiga.
-      ¡Huyamos! – Fue lo único que le pudo decir.
Sentía esa sensación de abandono…
Juntas lloraban a todo pulmón.
Se encontraban en lo mas alejado posible del patio de la casa de su amiguita.
Intentaban pasar desapercibidas. Temían ser descubiertas.
La mama de Alicia, merodeaba, sabiendo a lo que se exponía su propia hija…Ya que si el papa de María se enteraba…
¡La que se iba a armar!
Por supuesto ella no apoyaba la situación. Miguel, su vecino constantemente bebía licor y cuando llegaba en estado avanzado de ebriedad…Formaba ¡esos escándalos!
(Y a decir verdad: Eran ya rutinarios.)
-      (¿Pero…Qué podríamos hacer nosotros…? Si apenas somos sus vecinos. ¡Aunque me duele en el alma cómo maltrata a Graciela!  -Su vecina, la mama de María-    …Pero ella y su esposo, no podían hacer nada. Era “un problema conyugal.”) Analizaba mentalmente, mientras contemplaba a estas dos niñitas de escasos años de vida.
Lo cierto del caso es que el agresor, al ver que nadie intervenía en “sus problemas conyugales” se envalentonaba cada vez mas y mas. 
Se volvía ya un energúmeno.
Un sátrapa.
Un ser irracional…Pero Dueño y Señor de su Patio.
-      ¡Aquí mando yo! Y los problemas que tengo con mi esposita…Solamente Ella y Yo, lo podemos arreglar. – Y miraba a su costillita y le daba un golpe para que le respondiera…A lo que ella, respondía…
-      ¡Él, mi esposo dice toda la verdad! ¡Sólo él y yo podemos resolver nuestras diferencias! – Y ya con esa declaración la comunidad de vecinos…Se quedaban tranquilos.
Nadie se atrevía a intervenir.
…Pero los que conocían el drama interno…Sospechaban que un día de estos… ¡Ese salvaje…La va a matar!
Y ninguno de ellos, se atrevería a evitarlo.
Son cosas que no se entienden. Y en el sentido estricto de la Justicia…Los vecinos deberían impedirlo…
¡Algo debían hacer!  (…No hacían nada…)
…Pero…
Cada quién en su hogar: Hace lo que quiera.
A eso los políticos llaman: “Autodeterminación de los Pueblos”
Y con ese…Principio…
















Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. 
Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.

"El viejo de la montaña"

Imagen relacionada
                      -Google imágenes: "Los Morros del estado Guárico - Venezuela"








    CUENTOS  -  RELATOS  -  NARRACIONES  -  POEMAS  -  NOVELAS
#CuentosdeBernardo  -  #CortosenRelatos  -  #RelatosdeBernardo  #Belbaltodano  @Belbaltodano  +BernardoEnriqueLópezBaltodano  belbaltodano.blogspot.com








“El viejo de la montaña…”








-    Mira cuando tú estés en problema… ¡Búscame! – Esas palabras calaron hondamente en mi persona, puesto que en la época en que lo conocí, trabajaba para la zona de: Calabozo en el estado Guárico (Puerta de entrada a los Llanos venezolanos) y fue en un momento en que  -en verdad-  no tenía problema a la vista.
Lo conocí en una venta de pollos asados (Pollera, le decimos en este país.) y como cosa del destino…El obrero que atendía los hornos, no había llegado.
(Y me causó mucha extrañeza ver a un ancianito bregando con los hierros, en dónde empalaban las aves en cantidad de una docena por línea. Y contemplaba como se batía buscando leña para echarla a las brasas, para luego dedicarse a darle vueltas.   –Y me pareció un trabajo muy extenuante…Para una persona tan mayor como él-   pero no daba muestra de cansancio alguno…)…Y cuando él se dio cuenta de mi atención centrada a su persona…Me dijo…
-    ¿Desea un pollito el amigo?
-    Bueno pensaba pedir una ración…Pero ¿y el camarero, no lo veo…?
-    ¡No se preocupe el paisano! Para eso estoy yo. – Me dijo mientras brincaba ágilmente   -para su edad-   del área de los fuegos, hacia donde me encontraba…Unos diez metros distantes. Vi como se me acercó en cuestión de un segundo.
-    Le voy a escoger las mejores presas – Y sin agregar nada mas, procedió a buscar el mantel, los cubiertos y me puso un tarro de agua fría sobre la mesa. Tomó un trapo de la barra y sonriéndome me dijo…
-    ¡…Esta juventud de hoy día…!
-    ¿Y qué le pasó…?
-    Debe ser que le dio “un dolorcito de muela” Jejejeje… - Se mofaba del dichoso
-    La verdad: ¡Es que hay dolores que matan…!
-    Hummm. Para ellos. – Una vez que se cercioró que no faltara nada sobre mi mesa, me hizo señas y corriendo volvió al área de los hornos de leña.
-    ¡Me encanta ser útil! Mire… 
(Aunque el señor no me lo está preguntando ¡tengo: 86 años de vida! ¡Y aquí me ve!) ¡Fuerte y dispuesto a laborar, todos los días, si me dejan, claro está! – En cuestión de muy poco tiempo, ya me encontraba con todo lo necesario. (Y con las mejores piezas a mi disposición) Acto seguido, continuó con sus faenas. Para luego sentarse a un extremo, pero siempre pendiente de todo cuanto yo hacía.
Transcurrió todo el tiempo necesario.
…Y el viejo allí…A la expectativa.
Cuando me di cuenta…Ya había retirado todo de la mesa.
Vi cuando se dirigió a la barra y pidió un café negro.
…Y me lo trajo, alegando…
-    Se lo traje tal como a usted le gusta…Y el viajero se preguntará… ¿Y cómo es que sabe cómo me gusta a mí…?
A lo que yo le diré: ¡Porque soy un brujo! Y los de mi profesión, nos encargamos de saber todo. ¡Todo!
-    ¿Por ejemplo…? – Alcancé a indagar…
-    …Por ejemplo, yo sé de dónde viene el amigo…Cómo sé también a lo que se dedica… -  (Me miró con una mirada picara, esperando a que le cayera a preguntas…Pero no lo hice.) Y él se quedó allí plantado. Aunque sonriente. Mucho. Al parecer, adivinaba o leía mi mente…Pero a decir verdad…Había algo en este señor, que me llamaba poderosamente la atención.
Pero mas me intrigaba era que…
Cuando yo había pasado por el frente de ese negocio, lo encontré full de clientes y para cuando había estacionado mi carro y me dirigía hacía ese mismo sitio… ¡Ya no había nadie! ¿Cuánto tiempo habrá pasado…? ¡Minutos a lo sumo!
¿…Y en dónde se metieron todos…?
No veía a nadie mas. Sólo él y yo…
Y lo mas curioso…Era este personaje.
No cuadraba con este entorno.
Pero: ¿Cómo es que ahora no veo a nadie cerca…?
Algo me decía, que él estaba escuchando mis reflexiones.
Pero no dijo nada. Lo único que lo delataba era la forma como con su mirada…Disfrutaba. ¡Él sabía todo! Pero callaba.
-    Con el debido permiso de mi comensal… ¿Puedo sentarme a su lado…? -  (Y sin esperar mi respuesta, procedió a hacerlo.)
-    Debo informarle…Qué sé muy bien de dónde viene y a dónde va el señor. También sé a lo que se dedica. Sé estas cositas…Y otras mas. (Sé mucho mas de lo que aparento.) – Y acto seguido comenzó a hablarme de cosas que sólo yo sabía…Nadie mas.
Incluso me narró la forma de cómo había conseguido el hotel, lo que me había dicho la chica de la recepción.
Me habló tanto y tanto…Qué cuando me di cuenta…
¡Ya no estábamos allí! Me encontraba con él, en una zona boscosa. Allende y muy distante del pueblo.
Muy anonadado alcancé a balbucear…
-    ¡Pero…No estábamos en el restaurant…? – Él omitió mi interrogante y continuó en su perorata.
-    Pero mi don…Discúlpeme… ¿Cómo es que estaba en el restaurant con usted…Y ahora resulta que me encuentro en…En…!  ¿En dónde estoy? – Estaba alarmado, aunque a decir verdad, me encontraba en una amena charla…Pero… ¿Qué era todo esto…? No entendía nada…
-    Amigo… ¡Estás en mis dominios! - (Me dijo, ya tuteándome con total tranquilidad. Mientras yo, observaba impávido todo a mí alrededor. No entendí. No comprendí nada.) Él se le veía que disfrutaba de todo…
¿Pero yo? Era un manojo de dudas e incertidumbres.
…El caso es que así fue cómo lo conocí…Y para cuando ya me dí cuenta…Él mismo me llevó al hotel.
…No entendí el cómo. Pero ya estaba en mi habitación.
Sólo. Con quinientas mil dudas.
Y sin saber, si lo que me había pasado entraba dentro del ámbito de lo imposible…O de mi propia imaginación…
Pero algo sí que lo tenía claro: ¡Esa fue la forma como lo conseguí! Lo conocí de esa extraña forma.
…Mas adelante, tendré una nueva oportunidad para arrancar en mis próximas aventuras con este singular ser…














Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. 
Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.

...En lo etéreo...

Imagen relacionada
                                             -Google imágenes-  Valles de Aragua...Maracay....









CUENTOS  -  RELATOS  -  NARRACIONES  -  POEMAS  -  NOVELAS
#CuentosdeBernardo  -  #CortosenRelatos  -  #RelatosdeBernardo
@Belbaltodano  +BernardoEnriqueLópezBaltodano  belbaltodano.blogspot.com

#Belbaltodano






Se había entretenido mirando el paisaje, caminaba  encantado observando la vegetación, la frondosidad con esa elegancia y distinción de tan vividos colores. ¡Qué diversidad de vida estaba conviviendo!
¡Sentíase completo, lleno y en una catarsis…Inigualable!
Contemplaba todo, desde abajo a arriba y de un lugar a otro.         Fascinado andaba pleno de emoción y de entusiasmo.
No le prestaba atención al tiempo transcurrido…
El citadino caminaba extasiado, tanto así, que el tiempo y el lugar le  fue muy propicio. El caso es que de la manera mas normal, de repente se vio acompañado con un hombre, que por las arrugas de la piel, presagiaban que era muy viejo. Pero que en su vejes, no le causaba ningún tipo de reparo. Pues se le veía muy ágil.
…El caso es que esa presencia a su lado, lo estimuló. Se sintió acompañado.
…Y como suele pasar, en cosas tan normales, se vio envuelto en conversación sana con este anciano…Y se dedicó a escucharle…
-         Recuerdo, ¡tal como si me estuviese pasando ahora! (…Y es que esto que te voy a narrar; pasó hace ya varios meses…Mejor dicho: ¡Años!) Pero que si me tienes un poco de paciencia y tolerancia…Lograré desgranar de mis pensamientos tantos y tantos hechos… ¡Seguro estoy que van a hacer de tu agrado! …Espera y lo comprobaras…
¡Qué te vas a sorprender mucho! – Tosió con cierto escándalo. 
Luego se acomodó mejor en ese tipo tan extraño de asiento, pues había juntado varias rocas y allí se había acomodado (Seguramente la dureza de esos objetos, hizo que se sintiera incomodo.)
Miró hacia el cielo y dijo en voz baja…Casi audible…
-    …Seguramente va a llover… (Y esto podría variar todo…)
-    ¿Tú crees…? – Él hizo que no lo había escuchado. Se quitó su sombrero de paja, se secó el sudor de su frente…Y lo miró con esa forma que solamente él tenía…Que parecía que no lo veía…Daba la impresión de que atravesaba a la persona con su forma de escrutar.
(Pensaba  que con toda seguridad: Leía el alma. O quizás veía el color real que portaba cada tipo de persona.) Estos pensamientos le agradaron a este viajero jovial…
Transcurrieron unos segundos mas. Luego juntó mejor las piedras y posó su humanidad sobre ellas; y para cuando ya se sintió cómodo, continuó charlando…
-    …Tengo muchísimos años viviendo por estos contornos.
Y conozco al dedillo todo cuanto pasa por estos lares…Y te asombrará saber esto que te voy a contar…Pon atención…
¿…Sabes el por qué he decidido sentarme sobre estas piedras…?
¡Por supuesto que no lo sabes!  …Te contaré entonces…
En unas de las tantas noches, estas mismas creaciones rocosas, fueron testigos de un hecho que para el mundo exterior, carece de importancia alguna…Pero que para mí ¡No!
Pues por estas latitudes, pasaron dos seres de extrañas figuras…
(Me cuentan que ellos cambian de fisonomía. En ocasiones parecen: Hombres, para luego permutarse en: Hombres lobos…No te asustes…Ya ellos se fueron.    – ¡Aunque nadie puede asegurar o negar que vuelvan!-   …Hay muchas cosas extrañas, que ocurren sin cesar, pero que el “ojo humano” ¡no se percata!  …Y eso que suelen ocurrir en sus propias narices…Pero…) En fin…Sigo en el relato…
Caminaban…Mejor dicho: Huían.
(Y yo sé esto: Porque ellas mismas así me lo relataron. ¡Nadie mas!)
…Traían en su poder…Muchas riquezas. ¡Tantas que no podían  con todas ellas! ¿Y sabes qué eran…? ¡Oro! ¡Oro puro! Qué sustraído de una mina muy antiquísima. (Tanto es así, que desde la creación. Sólo una tribu lo sabía. ¡Pero tenían la orden expresa de callar! Era preciso guardar ese secreto. Porque el hombre es muy codicioso.)
…Pero vinieron seres de otras partes…
(No supieron informarme de dónde con exactitud. Pero de por estos lados, con toda seguridad no son.)
Y con pericia y mucha malicia…Fueron engañando a unos paisanos.
Qué creyendo en la buena voluntad de todos…No se percataron de la inmensa avaricia que traían consigo estas…Personas…
Engatusaron a una moza estúpida. (Porque no tenía ninguna experiencia, era muy inocente. ¡Y bien caro pagó su inocencia!)
…El caso es que, se portaron tal como eran: ¡Unos malvados!
Y por esta misma vía, en que nos encontramos yacen, mejor dicho: Subyace sus restos. (Estas rocosas formas, que se me antojan, que poseen “extrañas formas” ¿Lo ves…?) …Dispersos. Distraídos de la conciencia humana. Pero así son las cosas. – Detuvo su hablar al ver el nivel de incredulidad que sus palabras le estaban produciendo a su joven amigo. Se percató de que no le estaba creyendo del todo.
…Calibró mejor…No dijo nada.
Tan sólo carraspeó y cambiando de posición, se levantó y señalando el mismo sitio en donde hacía un instante estaba sentado y alzando ostentosamente su voz, le indicó…
-    No me crees. Ya lo verás… - Y señalándole la piedra mas grande le susurró suavemente…
-    …Dime: ¿Le puedes hablar al joven acá presente…? – El jovencito lo miró con mayor incredulidad, casi hasta llegó a pensar que se había vuelto loco…Retrocedió…Pero el anciano con el sombrero de paja en su mano, lo contuvo diciéndole…
-    En vista de que no me crees…Le estoy pidiendo a “ella” que sea ella misma la que te de su versión de los hechos…
-    ¿Pero cómo me ha de hablar…Una piedra…? Es un mineral. Muerto. Sin vida…
-    ¡Eso crees tú! ¿Qué está muerta…? – Y mirando fijamente al mismo  mineral al cual el chavalo dudaba que tuviese vida, le inquirió directamente…
-    ¿Estás muerta tú…? ¡Habla, para que este mocoso vea que no estoy  loco! Habla. No tengas miedo… ¿Qué daño te puede hacer éste…?
-    …Mejor me voy… - Le dijo el chamo, pero él lo seguía conteniendo mientras le hacía señas de que se quedara tranquilo, que nada malo le pasaría.
Y el dichoso mineral…Se movió.
…Cambió de sitio…Ante aquel jovencillo, que creía que estaba viendo un espanto. Se le notaba su nerviosismo, pues se movía de un sitio a otro.
El muchacho retrocedió. (No estaba soplando viento. ¿Pero se habrá movido por si solo…? ¡Chanfles!)
-    No temas. No te voy a hacer daño alguno. – Y fue cuando escuchó esos extraños sonidos. Sonaban con fuerza muy rústicas. Cómo si se estrellasen sobre el suelo rocoso. Ronco. Aunque su tonalidad, era tenue. Con características femeninas.
-    ¿Quién me habla? ¿Es esto una brujería…?
-    Nada de eso.  El viejo que te está contando…Es antiquísimo.
-    ¿Antiquísimo…? – Repitió con duda reflejada en todo su ser.
-    En efecto. Él es nuestro guía. Él nació cuando la tierra aun no se había formado. Y cómo nosotros…Formamos una parte de la creación.
Sólo que yo…Cómo él te está contando…Fui muy tonta.
Y me dejé engañar por seres muy malvados. Que luego me sacrificaron.
Me utilizaron para robar todo el oro que nuestra gente poseía.
Y yo…Tontamente los guie. Y aquí mismo, esparcieron mis restos.
Ahora formo parte…De todas partes. – Una fuerte ráfaga de viento frío se dejó sentir. Un fuerte silbido en forma de trueno, retumbó por doquier. El cielo se oscureció. De repente, hubo un silencio.
-    …Yo…Yo: ¡No entiendo! ¿Estará sucediendo todo esto…? ¿O quizás es fruto de mi mente…? – Analizaba horrorizado. Aterrado.
La imagen del hombre antiguo, se le fue haciendo borrosa.                         
Intentó retenerlo…Pero su intensidad se iba atenuando…
Y en un abrir y cerrar de sus ojos…Se convirtió en una nube, que lentamente se le esparcía por el espacio sideral…Y él que no podía dar crédito a todo lo que había vivido, visto, hablado y hasta sentido…Sencillamente se le esfumaba…
Intentó vanamente retenerlo. Pero todo fue inútil.
…Se volvió etéreo. Cómo la ráfaga fría, que de repente lo atacaba…
Esa presencia, se le hacía invisible…
Miró la roca que unos instantes antes le había hablado…
Pero el tiempo, hizo que se fuera deshaciendo. En polvo se le fue convirtiendo…Ya no era tan sólida. Pronto…El viento helado…              Lo disolvió todo. Impávido quedó.
Transcurrieron unos minutos mas. Quizás horas.
No supo descifrarlo mejor. Y así como había llegado esos vientos helados…Se retiraron de inmediato. Y el sol, nuevamente se posesionó de ese espacio, de ese tiempo…De esa vivencia…
Sintió un enorme vacío. Y por primera vez…Se sintió terriblemente sólo.
Quiso buscar esa presencia…Que unos momentos antes, había sentido esa acción…Su fuerza y su determinación…Pero por mas que lo buscó…
¡No lo encontró!
…Y esa soledad lo horrorizaba…Nervioso no podía controlar su reciente pánico.
Pronto se tuvo que retirar…Por allá a lo lejos…El sol comenzaba a declinar, para darle paso a la oscuridad…Y ya allí no quería seguir…
Se retiró prontamente…















Nota:
Internet utiliza cookies para optimizar la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio, asumiremos que está de acuerdo. ¡Gracias por su preferencia!


(Enviado al Blogs.)

Las leyes de la Unión Europea exigen que le brindes información sobre las cookies utilizadas en tu blog a los visitantes de la UE. En muchos casos, también exigen que obtengas consentimiento.

Como cortesía, agregamos un aviso a tu blog para explicar el uso de Google de determinadas cookies de Blogger y Google, incluido el uso de cookies de Google Analytics y AdSense.

Tú tienes la responsabilidad de confirmar que este aviso realmente funcione para tu blog y que se muestre. Si usas otras cookies, por ejemplo, si agregaste elementos externos, es posible que este aviso no funcione en tu caso. 
Obtén más información sobre este aviso y tus responsabilidades.
Se modificó tu configuración de HTTPS. Ahora, todos los visitantes pueden ver tu blog mediante una conexión encriptada si visitan https://belbaltodano.blogspot.com. Los vínculos y marcadores existentes a tu blog seguirán funcionando. Obtén más información.